avatar

Gracias a la Vida

Que este momento sea pleno como la luna que lo anuncia…

Te invito a beber un cóctel de valentía, fe, amor, fuerza, música, amistad, poesía, equilibrio, salud, arte, aprendizaje, descubrimiento, luz, energía…

Los mejores ingredientes harán del instante un infinito en el que jugar con la niña que llevo dentro.

Es el presente y lo tenemos a nuestros pies.

Este es nuestro momento. He despertado convencida.


Arreglos, guitarras, piano, charango, quenas y secuencias: Juan Carlos Martín.
Versionamos una de las canciones chilenas más conocidas en el mundo,
compuesta e interpretada por la cantautora Violeta Parra en 1966.
Fotografía: Pablo Benedicto.

avatar

So nice

Arreglo e instrumentación: Juan Carlos Martín.
Cover de la bossa nova “Samba de Veräo” de 1964 compuesta por el brasileño Marcos Valle,
con letra en inglés de Norman Gimbel (So nice)

Cuando me propusieron grabarla no sabía exactamente qué canción era, respondí que sí confundiéndola con Summertime.  Al final resultó ser una golosina que entra sola y se acaba antes de lo que tú quieres. Pero se puede repetir, de lo bueno apetece repetir… aunque sólo sea para mejorar el último intento. Prometo repetir para mejorar mis despistes de pronunciación e inventos de letra, pero sobre todo para volver a jugarla y saborearla. So nice.

Someone to hold me tight
That would be very nice
Someone to love me right
That would be very nice

Someone to understand
Each little dream in me
Someone to take my hand
and be a team with me

So nice, life would be so nice
If one day I’d find
Someone who would take my hand
And samba through life with me

Someone to cling to me
Stay with me right or wrong
Someone to sing to me
Some little samba song

Someone to take my heart
And give his heart to me
Someone who’s ready to
Give love a start with me

Oh yes, that would be so nice
Shouldn’t we, you and me?
I can see it will be so nice…

avatar

Sentir

Arreglo e instrumentación: Juan Carlos Martín.

Es inevitable cuestionarse para qué tanto, cuál es el sentido, si merece la pena… Especialmente en esos días en los que la vida te pone de frente con la muerte, para recordarte que es hoy, ahora y poco más.

Buscando respuestas te llega el regalo de un lucero, para materializar lo invisible, y te sumerges… Escuchas a Ruth cantando la folía que aprendió de su madre en medio de Oblivion y te dejas llevar, entiendes que tenía que ser así, te rindes en un abrazo con el Mago, en paz.

Sentir, sentir es la respuesta, pararse, estar conectada con el presente, sentir es estar viva, permitirse sentir, ¡qué lujo poder sentir, aunque sea a ratos, en un mundo de cristal! Es entonces que de regreso a casa viene a mí esta melodía y esta letra, de la grandísima Luz Casal que tanto me acompañó en mis eternos ratos de música en la habitación. Las canciones nos visitan en el momento justo. Sentir.

Azar o destino, todas las personas que me envuelven alrededor de esta canción tienen su papel en mi misión, semillas en el horizonte. Testigo y parte. Gracias de corazón.

Ser fieles a la Verdad que se suscita en lo más íntimo del ser, en nuestros recónditos anhelos (…) Comunicando la Belleza, manteniendo vivo su misterio, el Bien que nos trasciende que es clamor, sed infinita. Esa es la semilla que dará fruto.

E. Calonge. Orientaciones en el desierto.